A UN PASO DE LA CUARTA DIMENSIÓN

Jun 16, 2021

A UN PASO DE LA CUARTA DIMENSIÓN

 

Estamos avanzando hacia la Cuarta Dimensión, la etapa intermedia y necesaria para alcanzar la Quinta, esa que muchas personas anhelan. Hoy, mis guías espirituales me han hablado de ese tema. Aquí tenéis su mensaje completo:

 

En la Cuarta Dimensión todo se percibe: lo luminoso y lo oscuro. Cada uno decide en qué se enfoca y, así, lo potencia en su realidad. En la Tercera Dimensión aprendéis a elegir de manera consciente. No podéis llegar a la Cuarta Dimensión sin haber superado el examen de la elección consciente, sin haber desarrollado esa destreza, porque entonces sería como estar en el infierno, ya que en la Cuarta Dimensión la realidad se materializa a la velocidad del pensamiento. Así, una mente acostumbrada a juzgar, a criticar, a reprochar y a reaccionar con rabia puede sentirse abrasada por las llamas de su infierno interior, que avivan el fuego del infierno exterior creado por sus pensamientos.

 

Vuestro planeta pasa, inexorablemente, a la Cuarta Dimensión.

 

No desconfiéis de lo que está sucediendo, porque es un camino necesario, un pacto de almas, en verdad. Este virus forma parte de la evolución. Vuestra labor consiste en elegir vuestros pensamientos y vuestras reacciones, para aprender, en esta etapa final y acelerada, a escoger el amor en vez del miedo, la calma en vez de la ira, la alegría en vez de la desesperación o la tristeza.

 

No se trata de negar lo que uno siente. Se trata de DIRIGIR LO QUE UNO SIENTE, dándose cuenta de que lo que siente está guiado por lo que piensa y a prendiendo a gestionar las infinitas capacidades de su mente.

 

En verdad no existe la gestión de las emociones como tal. Es más bien la gestión de los pensamientos, porque son estos los que provocan lo que se siente. Salid de la falacia que os impulsa a creer que las emociones están en el corazón. Lo que el corazón envía son impulsos eléctricos, de alta o baja vibración, que activan determinadas hormonas en vuestro cuerpo. Podéis llamarlas sensaciones. Esas sensaciones son la voz del alma. Todo lo demás son emociones generadas por los pensamientos.

 

Muchas veces, los pensamientos son inconscientes y nacen de creencias muy arraigadas en vosotros. Por eso, la solución siempre estriba en desvelar esas creencias y sacarlas a la luz, para que puedan sanarse y transformarse. Para ello es infinitamente beneficiosa la conexión con nosotros porque, de hecho, sacar a la luz vuestras creencias limitantes y sanarlas es una de nuestras prioridades. Colaboramos con vosotros precisamente para eso. Cuando aprendéis a gestionar vuestras mentes y a seguir el impulso de las señales eléctricas que os envía el corazón, ya no nos necesitáis en vuestras vidas. Digamos que en eso consiste el empoderamiento. Es entonces cuando se inicia el camino de ascensión de la persona, en el que se encontrará con muchas muchísimas pruebas de entrenamiento, en las cuales deberá ejercitar su capacidad de elegir en qué se enfoca.

 

Cada situación, sin faltar ninguna, ofrece la oportunidad de observar su belleza o de enfadarse por lo que sucede. Observar la belleza es una actitud activa. Consiste precisamente en una elección, seguida de una reacción dirigida por el alma.

 

  1. Se observa lo que sucede.
  2. En cuestión de segundos, se siente el impulso primigenio del alma, el que frecuentemente el ego descarta.
  3. Se lleva a la práctica.

 

Entonces sucede la magia, porque la propia emoción se aplaca y se aplacan también las emociones de los demás, generando en ese instante auténtica belleza, belleza real y tangible en las relaciones humanas. Las personas abren sus corazones, se fortalecen los lazos que las unen, se despiertan lágrimas y sonrisas.

 

Se ha creado alquimia en la situación y la ha causado la elección consciente del que decidió avanzar en vez de estancarse en lo de siempre, en lo antiguo, en los dictados del ego, que conducen habitualmente hacia el dolor y la tristeza. Se descubre así la belleza que genera la vida para ofrecer la oportunidad de avance.

Sed conscientes de lo que decidís en cada situación cotidiana que habitualmente acaba en batalla. Comprended y aceptad que estáis ante una prueba, que os estáis ejercitando para acceder a la Cuarta Dimensión y desenvolveros en ella sin barreras internas. Ejercicios de desapego del ego, ese podría ser un buen nombre. Vosotros decidís si seguís aferrados al ego controlador, al ego que quiere tener la razón a toda costa o ser obedecido, o si empezáis a soltar el lastre que os aparta de la felicidad plena, la que os concede el hecho de saberos dueños de vuestras mentes y de vuestras decisiones.

 

De vosotros depende. Nosotros no podemos tomar vuestras decisiones, aunque sí ayudaros en esas situaciones, si nos autorizáis para intervenir y recordároslo en el momento clave. Os lo recordaremos, pero la última palabra la tendréis vosotros.

 

El futuro no está escrito. Lo escribís vosotros con cada paso.

 

El virus es un instrumento evolutivo. Las situaciones dolorosas son oportunidades de ejercitar vuestra conciencia, para que se desarrolle vuestra capacidad de desenvolveros con soltura en la Cuarta Dimensión.

 

Miradlo todo desde esa perspectiva y el amor volverá a fluir en vuestras vidas.

 

Por Alicia Sánchez Montalbán

Si te animas a conocer a tu guía entra en este enlace

Conocer a mi Guía

Recibe nuestras noticias y novedades

Una vez a la semana te enviaremos un boletín con escritos, videos y actividades

En todos los envíos te aportaremos contenido de valor.