Avanzar a pesar de los inconvenientes

Avanzar a pesar de los inconvenientes
Por Víctor Polo

Hay ocasiones en las que, aunque uno se proponga algo, no lo consigue de manera fácil y grata. Surgen constantemente los inconvenientes y las dificultades, y lo que nació de la ilusión y el entusiasmo se va transformando, poco a poco, en frustración.

En esas ocasiones, uno se pregunta: ¿qué hay aquí?, ¿una señal o un reto? ¿Me está mostrando la vida que éste no es el camino o me lo está poniendo difícil para que demuestre mi valía?

Si fuera la primera opción, la respuesta apropiada sería abandonar el empeño, desde luego. ¿Para qué empeñarnos en seguir un camino que no nos corresponde y que llenará nuestra vida de conflictos?

Pero si se trata de la segunda –no lo logro porque la vida me está poniendo a prueba-, ¿cuál sería la respuesta apropiada?

Desde luego, no el abandono, ni tampoco el dejarme vencer por la desilusión, sino todo lo contrario: emplear mi fuerza interior para seguir adelante.

Pero, antes de eso, habría que revisar los pilares sobre los que se sustenta mi empeño. Por ejemplo, habría que preguntarse algo como: ¿continúo proyectando la misma intención con la que comencé o mi propósito ha cambiado?

A veces, cuando las deudas aprietan, uno continúa avanzando para intentar pagarlas como sea, olvidándose de disfrutar o variando el rumbo. Los temores y las inseguridades pueden haber influido sin que nos demos cuenta.

Puede incluso que la prueba, ante la que me encuentro, me esté pidiendo que me transforme a mí mismo para poder seguir evolucionando, que haga algo que nunca hubiera hecho, algo más cercano al amor que al miedo. Si me dejo vencer por la frustración y me rindo, no sólo no superaré la prueba sino que estaré apartándome de mi plan de vida. La tristeza no tardará en llegar.

Hay reglas básicas que rigen la prosperidad de cualquier empresa. Hay motivos que nunca deben olvidarse. Hay propósitos que llevan implícito un gran aprendizaje.

Si quieres descubrir cuál es el tuyo o hallar la causa de tu frustración, para sanarla y restaurar el equilibrio que tal vez se perdió, ven el domingo, día 1 de julio a disfrutar de la experiencia de SANAR LA FRUSTRACIÓN o puedes esperar a que salga la versión on-line. (prevista para septiembre de 2017)



Share by: